Las lámparas de LED pueden funcionar como puntos de acceso a la red


Publicat el 10 de Agosto, 2011 a las 00:00


Ingenieros alemanes ya han conseguido transmitir con este sistema películas en alta definición a televisores y móviles

Conexión inalámbrica a internet en hospitales sin interferir en las frecuencias tradicionales que se emplean en el funcionamiento de los centros sanitarios. Navegación individual por la web en los aviones sin invertir un solo euro en cableado. O lo mismo en las fábricas, sin entorpecer ningún proceso productivo por culpa de la señal de radio. Todos estos avances, y más, podrían llevarse a cabo en breve si prospera un proyecto que un grupo de ingenieros del Instituto Heinrich Hertz de Alemania presentará en septiembre en la Feria Internacional de Tecnología de Berlín (IFA): la transmisión de datos mediante la iluminación, concretamente a través de diodos electroluminiscentes, es decir, LEDs.

Un colectivo de profesores de la Universidad de Boston desarrolló en el pasado, hace aproximadamente tres años, algunos ensayos en esa dirección. No obstante, los científicos europeos han recorrido mucho más terreno. A mediados de 2010, los datos viajaban a 2 Megabits per segundo (Mbps). Unos meses después, las velocidades son notablemente superiores: hasta 800 Mbps con una combinación de luces verde, azul y roja. Esta fórmula se ha aplicado con éxito a la difusión de películas Full HD a televisores, teléfonos móviles y otros dispositivos. Pero esta red de área local sin cables (WLAN) óptica no aspira a sustituir los routers y equipos de Wi-Fi, sino que se postula como un complemento.

Desde el principio los investigadores han trabajado siguiendo un patrón similar. Así, cada lámpara, con los pulsos imperceptibles al ojo humano que generan los LEDs, se convierte en un punto de acceso a la red. Ya en 2008, los promotores de esta innovación informaban de que la vibración que se creaba era parecida a la de los tubos fluorescentes o las pantallas, aunque con oscilaciones en su frecuencia para transmitir datos. El sistema utilizado obliga a establecer una línea de contacto visual entre la fuente y el destino, por lo que cualquier superficie opaca, por ejemplo una pared, actúa como una barrera. Este inconveniente también puede ofrecer ventajas, puesto que esta tecnología es más segura que las redes inalámbricas actuales.

Noticia: LaVanguardia.com



Este sitio web utiliza cookies. Si hay todavía vela consideraremos que usted está de acuerdo con su uso. Más información sobre cookies