Por qué una página web no puede valer poco dinero


Publicat el 11 de Junio, 2012 a las 00:00


Es nuestra intención mostraros las razones por las que una web de calidad no puede costar poco dinero, a menos que tú mismo realices una serie de trabajos previos antes de que tu agencia comience con las tareas de diseño y programación. Para ello podemos destacar algunas pautas y recomendaciones.

Investiga las webs de la competencia

¡Es asombroso descubrir cuántas cosas puedes aprender navegando por las páginas de tus rivales! En ellas encontrarás ideas brillantes, y otras muchas que te harán aliviar ese sentido de culpabilidad por tener tu web desactualizada, por su escasa usabilidad o calidad: noticias desactualizadas, programaciones en flash, diseños obsoletos…y otros muchos factores que te harán abrir bien los ojos para no repetir esos errores en tu propia site.

Estudia tu posicionamiento SEO

Existen numerosas fórmulas para saber si tu web está bien posicionada frente a la competencia, como el estudio de palabras clave en Google Adwords, o páginas de auditoría SEO, entre otras.

Fija objetivos

Coge papel y lápiz y piensa qué motivos te llevan a tener una página web: ¿quieres conseguir clientes? ¿Quieres conseguir notoriedad? ¿Quieres crear una comunidad? ¿Quieres vender?... Infinidad de objetivos distintos dan lugar al siguiente paso:

¿Cómo vas a conseguir cumplir tu objetivo? Traza estrategias

Una vez que tus objetivos han sido definidos, escribe paso por paso las medidas a tomar: contenidos a destacar, estructura web, cómo vas a dirigir al visitante a las secciones con más interés estratégico, etc.

Planteamiento de estructura y contenidos

Ya sabes qué quieres hacer y cómo lo vas a hacer, así que es hora de ponerse manos a la obra y definir la estructura más apropiada y alineada con tus objetivos.

Si tu presupuesto es ajustado no podrás contratar a un asesor lingüístico, así que dedica un tiempo generoso a escribir los textos, utiliza un buen lenguaje y revisa faltas de ortografía.

Por último recuerda que el diseño tiene que ir acorde con tu imagen de marca. ¡No inventes nuevos colores corporativos o logotipos, a no ser que quieras hacer un restyling!

Briefing a la agencia

Para que todo salga perfecto, debes dedicar un tiempo a escribir un resumen claro de todo lo anterior: análisis de la competencia, objetivos, estrategias, estructura planteada y contenidos e imágenes a incluir para posteriormente, ponerlas en común con diseñador y programador.Cantidad, calidad y orden de la información del trabajo serán claves para que el proyecto sea ejecutado en condiciones óptimas de tiempo y siguiendo firmemente tus pautas marcadas.

Lanzamiento y control

Semanas de trabajo y esfuerzo no pueden tirarse por la borda. Por eso, una vez tu web sea colgada en el servidor debes llevar un control periódico de los resultados obtenidos.

¿Cuántas personas visitan tu web? ¿Proceden de buscadores o tráfico directo? ¿Cuál ha sido el recorrido que han realizado por el site? ¿Cuánto tiempo han permanecido? Debes manejar e interpretar estos datos para realizar acciones correctoras si fuera necesario.

Ya sabemos qué debemos hacer para que nuestra página web sea efectiva y cumpla objetivos.Por lo que nos vemos obligados a volver a la pregunta inicial…

¿Cuánto tiempo puede llevarte hacer las 7 tareas que hemos planteado, dos, tres, cuatro semanas? ¿Tienes conocimientos y experiencia en análisis, trazado de objetivos y estrategias?¿Cuánto vale tu tiempo? ¿Puedes desocuparte de tus obligaciones laborales para dedicar este tiempo de calidad a tu página web?

Si la respuesta es no, comprenderás que las agencias especializadas no pueden permitirse cobrar poco por realizar una página web de calidad. 



Este sitio web utiliza cookies. Si hay todavía vela consideraremos que usted está de acuerdo con su uso. Más información sobre cookies