El primer ransomware, realizado con un disquete en los años 80


Publicat el 31 de Agosto, 2021 a les 12:48



El ransomware o "secuestro de datos" es un software malicioso que infecta tu ordenador e impide el acceso a ficheros, archivos o carpetas, exigiendo un rescate a cambio de una recuperación del acceso.
En tiempos actuales los ataques ransomware se han multiplicado y son cada vez más difíciles de detectar. Se hacen pasar por empresas de transportes, bancos, compañías telefónicas, de luz... haciendo dudar al usuario que acaba haciendo clic en el enlace o documento que se adjunta, dejando entrar el software malicioso.

Pero el primer ransomware del mundo no funcionó exactamente así... te lo explicamos.

Su origen se remonta a una era donde no había una Internet desarrollada, más allá de la red ARPANET.
En 1989 se organizó un congreso mundial del SIDA donde los asistentes recibieron, a través de correo postal, un disquete que supuestamente contenía información sobre el SIDA para debatir en el congreso. Al introducir el disquete en el ordenador se bloqueaba completamente, y aparecía un mensaje en el que se pedía que enviaran 189 dólares a un apartado postal de Panamá.

El creador de este disquete era Joseph Popp, un biólogo evolutivo que participaba activamente en la investigación del SIDA y que decidió, por unos motivos un poco inciertos, crear el primer ransomware de la historia.
Posteriormente él explicó que lo hizo con el propósito de dar el dinero para la investigación contra el SIDA.

Hoy en día los ataques por ransomware son mucho peores ya que se envían por Internet y de forma masiva. Además, a menudo los rescates se piden en moneda digital, lo que hace que sea mucho más complejo encontrar los atacantes. Y, por supuesto, son verdaderos ciberdelincuentes y expertos en seguridad los que están detrás de estos.

Recuerda siempre, el primer paso para evitar un ataque que puede ser desastroso es NO CLICAR NUNCA LOS ENLACES O DOCUMENTOS de un correo o mensaje sospechoso.

Imagen banner de: Katie White a Pixabay.